En las venas de Prokosch

En «La mariposa en el mapa», Jorge Ordaz recuerda y rescata a un mismo tiempo a Frederich Prokosch, pero atención, también imagina e inventa. Y de esta unión, del recuerdo y la imaginación, del rescate y la invención, nace esta narración deliciosa, a medio camino entre la biografía y la autobiografía, de aire misceláneo y con golpes de ficción y autoficción.

De cena (y farra) con los hermanos Goncourt

Las descripciones y los diálogos no defraudan. Contienen la viveza de una retransmisión en directo, la osadía de la indiscreción y la denuncia e incluso la textura de un documental: el germen de «una repugnancia, casi desprecio, hacia los comensales de Magny», apuntan y disparan los Goncourt un 6 de junio de 1865. ¡A quién no le hubiera gustado participar en una de estas cenas! Además, en esta sociedad espoleada por acémilas portavozas, cada día más rancia y apolínea, tan salvajemente apolínea y rancia como la que vivimos, este Diario nos muestra otra vez que la literatura, el arte y la creación están por encima de las ideas, usos y costumbres que los autores puedan tener.

Imagina bosque imagina: en busca del origen.

Bello e intenso libro, tal vez más apto para iniciados, representa con exactitud el trabajo de Mariano Arias durante muchos años: la búsqueda del conocimiento material, la pasión por las palabras y, en definitiva, el amor por la vida.

Tintinabulli

Pepe Monteserín, durante la presentación de su última novela titulada Los bolsillos de Bach, vino a decir que él no hacía nada si no era en compañía de la música. No está nada mal para ser una declaración de intenciones. Y es que en este libro que acaba de publicar, los amantes de la música coral tendrán un buen motivo para alegrarse y todavía más si al tiempo son amantes de la buena literatura. Monteserín reluce con la solvencia del estilo que acostumbra —exacto y divertido, barroco y rápido ma non troppo—…

El espíritu de la colmena

El apicultor de Bonaparte es una obra ideal para quienes gustan de esas novelas cortas cuyo temblor y emoción albergan longitudes inesperadas y placeres privados como las afinidades cómplices, la miel de la imaginación o el misterio de la identidad.