Públicos privados

Es muy difícil, por no decir imposible, escribir a dos manos en un país anclado en una corrupción social, económica y democrática ya insoportables y sometido constantemente al herraje de las servidumbres cotidianas que genera. Golfos y ladrones manejando a sus anchas en bancos, medios de comunicación, grupos empresariales, partidos políticos, toda suerte de personas sin…

El segundo avión y el tonto necesario.

Al hilo del último libro de Martin Amis que les voy a comentar, estoy tentado a escribir unas palabras sobre el fundamentalismo de algunos escritores, sobre sus inmorales ausencias, sobre el vértigo puntiagudo de su soberbia, sus mentiras por escrito y sobre datos, hechos y fotografías que les delatan —y que acabarían sonrojando desde el…

67.000 (y 2).

Decía Eugenio D’Ors que Todo lo que no es tradición, es plagio. Por su parte Patricia Esquivias ha titulado su última exposición, en el Reina Sofía, Todo lo que no es ración, es agio. Y yo, con el permiso de todos ustedes, afirmo que Todo lo que no es adición, es pago. Sin duda, la mejor…

67.000

Esta es la cifra. No se asusten. En el presupuesto de casi cualquier administración resulta insignificante. Creo que, después del artículo que yo mismo publiqué aquí, pero sobre todo a partir de las informaciones y hechos que se han ofrecido en los medios de comunicación regional, ya no queda ninguna duda sobre la escasa o…

Otherness: variaciones sobre la otredad.

Después de los últimos acontecimientos mundiales, nacionales y locales resulta palpable que, hoy por hoy, buena parte de la existencia en este mundo está en manos de los estúpidos, los insensibles y los desaprensivos. Y su éxito en la vida sigue basándose principalmente en la manipulación de las palabras. Véase: cohesión, realidad, solidaridad, país (léase…

Información de fuentes auténticas

Parece que Ibarretxe, hombre práctico donde los haya, no se vincula sin reservas con la realidad ni parece que se la tome muy en serio. Cuando era un chiquillo se escondía bajo las sábanas y le daba a la cama un aire de aventura patriótica; luego, algo más crecidito quiso leer y se dio un…

El tedio.

Volver a casa después de un viaje no es lo mejor que se me ocurre hacer, pero a veces no me queda otra opción. Hay asuntos prescindibles que reclaman toda mi atención.  Volver significa adecuarse a la costumbre tras un periodo de trasgresión en los horarios y las emociones, encontrarse con el territorio conocido: el…