Celsius 232

Por treinta días no nací en Avilés. No es ficción ni fantasía, pero muchas cosas últimamente me llevan a esta antigua ciudad industrial a la que le ha salido un hermoso huevo blanco dominando la ría. Pero empecemos por las fiestas de un barrio en Oviedo (esa ciudad en donde las actividades culturales desaparecen durante…

¡Ay!

Pido disculpas de antemano. No es habitual en este espacio dedicar letras a asuntos tan cercanos, básicamente porque  las identidades mal entendidas y sobrevaloradas siempre me la han traído al pairo y máxime en España donde esa cualidad ha contribuido al punto de ridícula imbecilidad en el que nos hallamos. Vamos a ello. Resulta que,…