De cena (y farra) con los hermanos Goncourt

Las descripciones y los diálogos no defraudan. Contienen la viveza de una retransmisión en directo, la osadía de la indiscreción y la denuncia e incluso la textura de un documental: el germen de «una repugnancia, casi desprecio, hacia los comensales de Magny», apuntan y disparan los Goncourt un 6 de junio de 1865. ¡A quién no le hubiera gustado participar en una de estas cenas! Además, en esta sociedad espoleada por acémilas portavozas, cada día más rancia y apolínea, tan salvajemente apolínea y rancia como la que vivimos, este Diario nos muestra otra vez que la literatura, el arte y la creación están por encima de las ideas, usos y costumbres que los autores puedan tener.

París, mapa y territorio

París, redonda y categórica como una rueda, mapa y territorio a un mismo tiempo, epicentro de movimientos y vanguardias, de protestas y bohemia, de tramas y conspiraciones, sinónima de lujos y buen vivir, ha sido habitada por los más importantes artistas, pintores y escritores de medio mundo a lo largo de las dos últimas centurias….

¡Es el marketing, estúpido!

En Granujas de medio pelo, la película de Woody Allen, hay una escena en la que Frenchy y su marido, el ex presidiario Ray Winkler, tras hacerse ricos inesperadamente, discuten porque ella quiere visitar Europa, conocer iglesias, teatros de ópera y ruinas. Ray (Woody Allen), en su histérica misoginia, le pregunta si le ha dado…

Familia

Tengo una sobrina de pocos años de edad, muy lectora y con algunos apuntes literarios a sus espaldas que el otro día me confesó cómo desde una de esas plataformas digitales de Internet —que dicho sea al paso ya maneja con la misma soltura que un tahúr las cartas de una baraja—, entra en este…

Trabajo

Como un fogonazo rutilante o un estruendo escatológico, pero con una indecible certeza, el escritor necesitaba acabar de una vez aquellas páginas que durante años le habían bailado por los salones alucinados de su mente. Sabía que en algún momento sucedería, que se tumbaría o desfallecería sobre la mesa o el sillón, que estaba a…

Pepe y José

Nunca me acuerdo de los cumpleaños de mis amigos, ni de si celebran o no sus respectivos santos. Como soy un desastre y en desagravio les dejo aquí y sólo para ellos estos dos humildes enlaces.Van envueltos en papel de regalo con una tarjeta en la que va escrito de mi puño y letra este…