El refugiado

Tuve un acceso de ira y, de no mediar mi mujer, hubiera empujado ese asqueroso electrodoméstico hasta el borde de la ventana.

San Viernes

la amistad es una aleación de metales que se templa con las piedras del camino, pero casi nada mejor que un corazón inteligente para hacer de ella un lugar en el que poder descansar el vértigo del tiempo.

Restauración

A estas alturas del año, cuando tenemos ante nuestras narices un buen fajo de cosas que no funcionan, a todos nos gustaría disfrutar de una segunda oportunidad. Por eso siempre es bueno tener la posibilidad de revertir una situación, dar dos pasos atrás, tomar impulso y volver a dar un gran paso hacia adelante. Sin…

DÍAS DE VERANO

Como no todo va a ser follar que cantaba Javier Krahe, a quien me unía el nombre, la glorieta de Quevedo y su gusto por el ajedrez, o hablar de Grecia y los granujas de uno y otro lado que antes terroristas pero ahora otra vez tan fraternales y europeístas, o las despedidas lacrimosas de…

Resurrección

Muchos saben que abril no es el mes más cruel, aun a sabiendas de que el verso de T. S. Eliot tiene la impronta arrolladora de la permanencia y, por supuesto, de la belleza. Qué le vamos a hacer, el arte tiene estas cosas cuando es arte de verdad. Y muchos saben también que esta estación…

Tiempos

Hace algún tiempo disfruté por casualidad, durante el Bohemia JazzFest, de la actuación de Kenny Garret. Mi mujer y yo empezábamos a clausurar un viaje iniciático, y su música y el eco de aquel último tema, Happy People, alegre como la risa repentina de un niño, nos llevó muy tarde pero ensopados de felicidad por…

Novela

Se ha tardado en premiar la obra de Juan Goytisolo (Barcelona, 1931), pero afortunadamente el autor de La resaca, Juan sin tierra o Telón de boca ha vivido para contarlo. Así pues, enhorabuena al nuevo Premio Cervantes y ya sólo cabe esperar que su legado no acabe en un departamento de cualquier universidad norteamericana, como así ha…

La quiromante

No lo tomes a mal, cariño. Ellos tienen la teoría y estos tiempos de su parte. Vaya, que los vientos corren a su favor. Sin embargo,creo que llegarás lejos, que te cuidarán tus gentes y tu descendencia. Y también yo, si tú me dejas. Sin embargo, desde antes de tu llegada, tendrás traidores que sonreirán…