Anomalías

Leyendo y volviendo a leer las Vidas imaginarias de Marcel Schwob siempre me encuentro agradablemente emparedado entre la vida y la escritura, como esa líquida y sedosa lámina de queso en el sándwich recién tostado. Reconozco en sus breves pero eruditas y suculentas biografías, Eróstrato, Séptima, Angiolieri, Petronio, Katherine o William Phips, entre otras, las…

Invisible

Viendo a Filónov y comiendo en Dani García se puede aprender que el arte se apoya en el mundo visible y también en el invisible

Consistencia

Llegan los últimos días del año y casi todos, de reojo y con precaución, hacemos balance. Miramos atrás para saber cuánto hemos subido por la montaña y cuánto nos hemos acercado al precipicio, para calcular las previsiones del futuro que llega como una exhalación y para conseguir las provisiones necesarias para el camino que sigue….

La ventana de los desheredados

Lo diré sin rodeos: Gregor Samsa frente a la ventana, del leonés Francisco Álvarez Velasco es un libro notable que en algunos poemas se asoma a una emoción sobresaliente, algo de lo que carece buena parte de la poesía actual, cuyos textos suelen albergar un exceso de utillaje técnico, otros de sobrevalorada sentimentalidad y, aún…

¡Es el marketing, estúpido!

En Granujas de medio pelo, la película de Woody Allen, hay una escena en la que Frenchy y su marido, el ex presidiario Ray Winkler, tras hacerse ricos inesperadamente, discuten porque ella quiere visitar Europa, conocer iglesias, teatros de ópera y ruinas. Ray (Woody Allen), en su histérica misoginia, le pregunta si le ha dado…

Editor

Son tiempos difíciles para las cosas que aspiran a ser definitivas.

Reto

Hace una semana mi amiga Elvira Pérez me nominó, junto a otros tres amigos, para continuar el reto de llenar Facebook de literatura. Encomiable empeño. En realidad, el propio Facebook está repleto de literatura social, subgénero «patio de vecindad», con sus chismes, sus rumores y sus malos olores y en donde el griterío, la ñoñería…

Hotel Vivir

Ahora que llegan los abrazos y lametones incendiarios del estío, no estará de más hablar de viajes, hoteles y un libro. A mí me gusta vivir los hoteles, son esa intemperie donde uno puede palparse por fuera y por dentro sin miedo a desnucarse. Y qué decir si además contienen algo de historia, un halo…