San Viernes

la amistad es una aleación de metales que se templa con las piedras del camino, pero casi nada mejor que un corazón inteligente para hacer de ella un lugar en el que poder descansar el vértigo del tiempo.

Familia

Tengo una sobrina de pocos años de edad, muy lectora y con algunos apuntes literarios a sus espaldas que el otro día me confesó cómo desde una de esas plataformas digitales de Internet —que dicho sea al paso ya maneja con la misma soltura que un tahúr las cartas de una baraja—, entra en este…