Otra estafa

Carente de inquietud, y no digamos de emoción, en The master uno puede ver secuencias sin sentido, primeros planos inanes y un argumento deshilvanado con propensión a la nada, rayano en la imbecilidad, la idiotez o directamente en la tara de los personajes de la historia. Se puede contar que alguien enferma de dipsomanía o…