Esencias

Termino el año como lo empecé, es decir, leyendo. A mí me gustaría acabarlo bañándome en el Atlántico Sur, es un decir, pero el picor tendrá que esperar a mejores tiempos. Conste que yo no me quejo, pues la lectura siempre resulta un océano estimulante, consolador y terapéutico con independencia del diálogo, las ideas y…

Mercado

Durante una reciente estancia, más escasa de lo que me hubiera apetecido, en la muy burguesa, afable y superficialmente conocida Viena, he tenido la suerte de visitar, en el Kunsthistorisches Museum, una concisa exposición sobre uno de los más importantes pintores del siglo XX y XXI: Lucian Freud, nieto de Sigmund Freud. Me quedo antes…

Volver

Dice Félix Grande que «Donde fuiste feliz alguna vez / no debieras volver jamás». Recuerdo estos versos ahora que paseo a la sombra por La Antilla, Isla Cristina e Isla Canela, esos lugares que son parte de mi identidad andaluza. Al fin, me pasé muchos de los veranos de antes, los que duraban todo el…

Bolo

El sábado tendré el placer de presentar a un amigo que ha dedicado buena parte de su vida a disfrutarla promoviendo entre propios y extraños las sustanciosas virtudes y bondades del juego de los bolos. Será un lujo participar en un acto cultural como este, en el que no tendré que hablar de mí ni…

Calles

Miro los viajeros y paseantes casi enfebrecidos caminando por la plaza camino de Ópera, Rivoli o Richelieu o sentados sobre su propia fatiga en el Café Ruc, uno de tantos bistros parisinos donde es más que improbable comer con la imaginación, el buen gusto o la decencia económica con la que aún podemos disfrutar en…

Regreso

Si uno tiene la fortuna de viajar en esta época, percibirá que la fiambrera, el papel de aluminio, las casas de conocidos y parientes lejanos y hasta el dedo para desplazarse de un lugar a otro han vuelto. De hecho, esta mañana he visto a las afueras de la ciudad a un muchacho con su…

Privilegio

El fin de semana me fui a tomar otros aires. Cerca de la villa asturiana de Luarca me desvié unos cuatro kilómetros y acabé a unos 400 metros de altitud sobre la mar cantábrica, en el hotel 3Cabos, elevado sobre el mundo. La casona rehabilitada se asienta sobre un mirador natural desde el que se…

Mucho cuento en Pravia

Pravia, a vista de cuervo, es como una coma, una pausa en el tiempo, un refugio urbano y natural situado casi en el centro de Asturias. Pero cuando nos acercamos, vemos que se trata de una villa que atesora esa vocación de ciudad pequeña, apaciguada y lenta en el otoño y refulgente y viva en…